Despistes, pérdidas de memoria y de atención, dificultades en el lenguaje… las secuelas cognitivas de la quimioterapia no son unas desconocidas en las consultas de Oncología.

ENLACE NOTICIA