El sueño es un estado fisiológico de desconexión del entorno reversible que se acompaña de cambios eléctricos cerebrales. El sueño no es un proceso pasivo, ni consiste únicamente en una inhibición (un ejemplo sería la fase REM o sueño paradójico, donde existe mucha activación cerebral y, paradójicamente, está dormido).

ENLACE NOTICIA